miércoles, 2 de septiembre de 2015

Grazalema y Benamahoma participan en el hermanamiento de las Cuatro Villas por el bicentenario del Bosque



El alcalde, Carlos Javier García, junto al alcalde de Benamahoma, Manuel Tovar, participaron en un emotivo acto desarrollado en la Plaza de la Constitución 

El alcalde de Grazalema, Carlos Javier García, en compañía del alcalde pedáneo de Benamahoma, Manuel Tovar, participaron en la  tarde de este martes 1 de septiembre en el emotivo acto de conmemoración del bicentenario de la independencia como municipio de El Bosque, desarrollado en la céntrica plaza de la Constitución de esta localidad serrana.  

En el acto estuvieron presentes el actual presidente en funciones de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios; la presidenta de la Excelentísima Diputación de Cádiz, Irene García; así como los alcaldes de las llamadas Cuatro Villas, entre ellas Grazalema. El regidor grazalemeño recibió una placa de recuerdo durante el acto de hermanamiento promovido por el Ayuntamiento bosqueño 

Durante su intervención en el acto, el alcalde de Grazalema-Benamahoma subrayó “la emotividad y simbolismo de un día como el de hoy no sólo para el Bosque, sino para toda la comarca de la Sierra de Cádiz”, y destacó al mismo tiempo “la necesidad de unión entre los pueblos, que es más necesaria que nunca en el presente”.  

Este es el discurso íntegro pronunciado por el alcalde grazalemeño 


“Buenas tardes a todos. Es un placer ver así esta plaza de la constitución con tantísimos bosqueños, celebrando un día emotivo y de un extraordinario simbolismo para este pueblo y desde luego también para toda la comarca de la Sierra de Cádiz.  

Agradezco de entrada la invitación que me ha cursado la alcaldesa, mi amiga Pilar (a la que quiero dar mi más sincera enhorabuena especialmente por ese extraordinario programa cultural que se ha desarrollado durante todo el verano de manera previa a este gran día). Y quiero agradecer también la presencia hoy aquí del señor Vicepresidente de la Junta de Andalucía, así como de la presidenta de la Excelentísima Diputación Provincial de Cádiz, que demuestra el compromiso que con esta comarca tienen estas dos importantísimas instituciones que deben darse de la mano de los pequeños pueblos que hoy estamos aquí representados. Saludo también al resto de compañeros alcaldes de las Cuatro Villas Hermanas; al resto de cargos institucionales presentes en el acto así como de todos ustedes, amigos y amigas de El Bosque.  

Me voy a detener en una palabra: INDEPENDENCIA. Hoy día, absolutamente denostada (de manera injusta). Una palabra que se ha cargado de elementos negativos por el mal uso que políticamente se está haciendo de esta palabra, cuando en realidad todas sus acepciones formales, según nuestro lenguaje, son positivas.  

Independencia, según el diccionario, es 'Libertad'. Y en lo político significa la libertad de algún pueblo que no depende de ningún otro, que no es tributario de nadie.  

Pero es que independencia también significa 'Entereza'; 'Fortaleza de carácter'. En el caso de las personas, son independientes aquellos que sostienen con valentía sus derechos y sus opiniones, sin admitir intervención ajena por motivos que no sean estrictamente objetivos.  

Y yo opino que, sin chovinismos, esta definición tiene que ver claramente con el propio carácter que tenemos los serranos, tan acostumbrados siempre a luchar. Los serranos somos gente sencilla, humilde y trabajadora. Gentes que, por vivir en una zona tan abrupta y ruda como la Sierra, hemos tenido siempre que esforzarnos más que los habitantes de otros lugares.  

Y eso se evidenció durante la Guerra de la Independencia. Y El Bosque fue un clarísimo ejemplo de esto que digo. Cuando sus hombres y mujeres se negaron a que ningún poder externo conculcara sus derechos; a que nadie les oprimiera. Y esto ocurrió en muchos lugares fundamentalmente de la Sierra; en mi pueblo, en Grazalema, fue en abril de 1810 cuando los franceses cayeron sobre la población; y cuenta el historiador de uno de los mandos franceses que la defensa que hicieron los grazalemeños fue heroica y sublime. Los serranos, como se ha dicho aquí en algún momento, conocían las cuevas, los senderos, barrancos  otros vericuetos de las montañas que hicieron muy difícil la presencia francesa en esta zona, pese a que el resultado de la invasión fue, como en otros muchos lugares, realmente devastador.  

Pero todo aquello se superó. Y hoy día hay otros muchos peligros para los pueblos; y algunos de ellos son especialmente dolorosos porque han surgido de la propia ley, del propio Estado que entre todos nos dimos para regir a este país. Y es por ello que en presencia del señor vicepresidente, consejero además de administración local, y de la señora presidenta de la Diputación, debemos reclamar una respuesta contundente a la mal llamada Ley de Administración Local, una reforma cuyo espíritu de fondo nos quiere justamente devolver al siglo XIX, una afrenta a los pueblos contra la que deberemos también buscar una estrategia de rechazo.  

Y hago una última apelación a ese carácter de la gente serrana para pedir, finalmente, la unidad de todos nuestros pueblos. He lanzado este mensaje ya en distintos foros, y no quería perder la oportunidad de lanzarlo aquí delante de todos ustedes, y del resto de compañeros alcaldes, justamente hoy que vamos a celebrar también un acto de hermanamiento. Y es que creo que en estos momentos todos los municipios de la Sierra debemos ser capaces de nuevo de estrechar nuestras manos, abandonando los localismos, en el objetivo de poner en valor al conjunto de la Sierra de Cádiz, ahora además como destino turístico y cultural de primer orden. Y es en ese camino, amiga Irene, donde tenemos que encontrar de nuevo a la Diputación Provincial, que en este tiempo nuevo debe ser capaz de reencontrarse con los ayuntamientos de una comarca que necesita como ninguna otra el apoyo de esta institución.  

Agradezco de nuevo la invitación que me ha cursado la alcaldesa Pilar para estar hoy aquí, y les felicito nuevamente a todos los bosqueños y bosqueñas en este día. Con un especial reconocimiento para el historiador Jesús Román, que sé que es en buena parte culpable de todo esto, así como a la Asociación Histórico-Cultural Villa de El Bosque que, me consta, ha tenido que esforzarse en estos últimos años tanto como en su día lo hicieron los bosqueños para mantener viva la llama de esta extraordinaria historia.  

Muchísimas gracias a todos y felicidades.” 

Importante

Para ver más entradas o noticias de este blog puedes hacerlo pulsando 'Entradas antiguas' de esta forma pasará la página y encontrará publicaciones antiguas.

Visitas al Blog de Benamahoma

  ©El Blog de Benamahoma - Todos os direitos reservados.

Template by Dicas Blogger | Topo